Josemaría Escrivá de Balaguer. Fundador del Opus Dei - Tal día como hoy La vida y enseñanzas de san Josemaría día a día http://www.es.josemariaescriva.info/ <![CDATA[24.2.1934]]> “Si ves claramente tu camino, síguelo. -¿Cómo no desechas la cobardía que te detiene?”, escribe tal día como hoy en sus Apuntes íntimos.]]> <![CDATA[23.2.1975]]> En el aeropuerto de Guatemala, minutos antes de tomar el avión, da la bendición a cientos de personas que han ido a despedirle. Muchos no le han podido ver, porque ha estado enfermo durante estos días. “Me ha dolido mucho no poder estar con vosotros. ¡Paciencia! Al principio estaba triste; ahora, alegre. Lo he ofrecido todo al Señor por la labor en América Central”.]]> <![CDATA[22.2.1932]]> Desde los inicios del Opus Dei, san Josemaría pone en marcha unas reuniones para sacerdotes que denomina “conferencias de los lunes”. La primera de ellas tiene lugar un día como hoy de 1932.]]> <![CDATA[21.2.1938]]> Durante un viaje, se detiene en la Basílica de la Virgen del Pilar, en Zaragoza. Más adelante, recordando los años transcurridos en el seminario de esa ciudad, dirá: “Aunque materialmente me encuentre lejos de allí, no se irán nunca de mi memoria ni el Pilar ni la Madre de Dios del Pilar. La sigo tratando con amor filial. Con la misma fe con que la invocaba por aquellos tiempos, en torno a los años veinte, cuando el Señor me hacía barruntar lo que esperaba de mí: con esa misma fe la invoco ahora”.]]> <![CDATA[20.2.1934]]> “Aleja esos pensamientos inútiles, que, por lo menos, te hacen perder el tiempo”, anota hoy. Será el punto 13 de Camino.]]> <![CDATA[19.2.1975]]> En Guatemala, con don Álvaro del Portillo que celebra su santo. Alguien le felicita y san Josemaría se une al aplauso. ]]> <![CDATA[18.2.1975]]> Bendice una imagen en piedra de la Virgen del Carmen que preside una ermita dedicada a esta advocación en la casa de retiros Altavista, Guatemala.]]> <![CDATA[17.2.1975]]> Se encuentra en Guatemala desde el 15 al 23 de febrero. “Sé que esta tierra es muy de Dios: amáis mucho la Sagrada Eucaristía y la devoción al Rosario ¿verdad?”, dice uno de estos días.]]> <![CDATA[16.2.1932]]> «Hoy antes de la santa Misa, le dije a Jesús lo que tantas y tantas veces le digo de día y de noche: “te amo más que éstas”. Inmediatamente, entendí sin palabras: “obras son amores y no buenas razones” ». Acababa de dar la comunión a las monjas del Patronato de Santa Isabel, de donde era capellán.]]> <![CDATA[15.2.1932]]> “Si el Amor, aun el amor humano, da tantos consuelos aquí, ¿qué será el Amor en el cielo?”, escribe hoy en sus notas personales. Más tarde, la anotación pasará a Camino como punto 428.]]>