PortadaLibrosApuntes sobre la vida del fundador del Opus DeiMe comería ¡cada plato de sopas con vino!...
Libros
Mons. Josemaría Escrivá de Balaguer

Me comería ¡cada plato de sopas con vino!...

Etiquetas: Catequesis
Al día siguiente de su primera Misa en la capilla del Pilar, había salido para Perdiguera, a 24 kilómetros de Zaragoza, en el extremo occidental de la comarca de los Monegros, entre la sierra de Alcubierre y el valle inferior del río Gállego. Durante e? tiempo que estuvo en ese pueblo, vivió con una familia de campesinos, todos fallecidos ya: Saturnino Arruga; su mujer, Prudencia Escanero, y un hijo. En los dos meses que pasó allí, no cesaron las inquietudes de su alma:
Me hospedé en casa de un campesino muy bueno. Tenía un hijo que todas las mañanas salía con sus cabras, y me daba pena ver que pasaba todo el día por ahí, con el rebaño. Quise darle un poco de catecismo, para que pudiera hacer la Primera Comunión. Poco a poco, le fui enseñando algunas cosas.

Un día se me ocurrió preguntarle, para ver cómo iba asimilando las lecciones:
–Si fueras rico, muy rico, ¿qué te gustaría hacer?
–¿Qué es ser rico?, me contestó.
–Ser rico es tener mucho dinero, tener un banco...
–Y... ¿qué es un banco?

Se lo expliqué de un modo simple, y continué:
–Ser rico es tener muchas fincas y, en lugar de cabras, unas vacas muy grandes. Después, ir a reuniones, cambiarse de traje tres veces al día... ¿Qué harías si fueras rico?

Abrió mucho los ojos, y me dijo por fin:
–Me comería ¡cada plato de sopas con vino!...

Todas las ambiciones son eso; no vale la pena nada. Es curioso, no se me ha olvidado aquello. Me quedé muy serio, y pensé: Josemaría, está hablando el Espíritu Santo.
Esto lo hizo la Sabiduría de Dios, para enseñarme que todo lo de la tierra era eso: bien poca cosa.



←página anterior == página siguiente →


Acceso directo a los capítulos
Presentación
Capítulo Primero: Una Familia Cristiana
Capítulo Segundo: Vocación al sacerdocio
Capítulo Tercero: La fundación del Opus Dei
Capítulo Cuarto: Tiempo de amigos
Capítulo Quinto: Corazón Universal
Capítulo Sexto: El resello de la filiación divina
Capítulo Séptimo: Las Horas de la Esperanza
Capítulo Octavo: La libertad de los hijos de Dios
Capítulo Noveno: Padre de familia numerosa y pobre
Epílogo


Gracias a la autorización expresa de Ediciones Rialp ha sido posible recoger esta publicación en formato electrónico en la presente página web.

Documentos relacionados

Vídeo

"El catequista mantiene viva la memoria de Dios"

Miles de catequistas fueron a la Plaza de San Pedro para participar en la Misa con el Papa. En su homilía, Francisco explicó que un catequista es alguien que mantiene viva la memoria de Dios, guiándose por el Evangelio y encendiendo la fe en los demás.

Vídeo

San Josemaría en El Prado: un recuerdo imborrable

La Asociación de Padres de Alumnos del Colegio El Prado (Madrid) colocó una lápida, en memoria de la tertulia que San Josemaría tuvo con padres y profesores del colegio el 18 de octubre de 1972.

Documentos

Testimonios