San Josemaría Escrivá
Favores obtenidos por la intercesión del fundador del Opus Dei

A Dios nadie le gana

J.C., U.S.A.

5 de junio de 2011

Etiquetas: Novena, favores del fundador del Opus Dei
En el 2006 el último de mis hermanos llegó de nuestro país emigrando. (…) Terminó de estudiar medicina y se vino a USA. Y estuvo preparándose para pasar los exámenes rigurosos para obtener la licencia. Pensamos que eso era todo, pero no. Lo más difícil e imposible era ubicar una plaza, en un Hospital en California.
Yo lo miré a mi hermano así como bueno me conformaré y me iré a Nebraska o cualquier otro Estado de USA, ya que era imposible. Los postulantes eran como 150.000 entre americanos nacidos y con estudios realizados en USA. Sólo entrarían 5.000 y mi hermano... un emigrante. Era casi imposible, entonces dije "a Dios nadie le gana" y empecé a rezar la Novena del trabajo. Sólo para que mi hermano entrara a cualquier Hospital de California terminados los nueve días de la Novena del Trabajo.
Sólo esperé dos días y visito a mi hermano como rutina y él me comunica y me dice: "¡Adivina! -y eso que él es poco expresivo- me llamaron para trabajar en el Hospital aquí, en California, pero no sé a qué Hospital me van a mandar. California es un Estado grande. Hay muchos hospitales. En ese momento, me inundo de felicidad que me salí de la visita a dar gracias a Dios y dije sí, es cierto para ti, Dios, nada es imposible, dando las gracias a San Josemaría y al segundo día llego a mi casa ya tarde como de costumbre y, en la puerta, dejaron una tarjeta de un doctor donde decía en inglés: "¡Bienvenido Doctor (…) ahora es parte de nuestro equipo!". Firmado por el Director del Hospital que está ubicado a la vuelta de mi casa. Inmediatamente, llamo a mi hermano y le digo el mensaje y me dice que estaba celebrando por lo mismo: que lo hubieran mandado justo al hospital que queda a lado de mi casa. Me lo dijo con tanta felicidad...
Pero él ni enterado que recé la Novena y nunca le dije. No más me dijo esto: "¡es un milagro!" Yo mismo no me lo creo, fue tanta la felicidad que tuve... En ese momento di gracias a San Josemaría y le dije: "Dios mío te pedí en California y sólo eso". Y mandó al Hospital de la ciudad que (…) queda a tres minutos donde vivo. Gracias.

Si desea enviar los favores que ha recibido por intercesión de san Josemaría, puede hacerlo escribiéndolos en el siguiente módulo

Para enviar favores

Nombre *


País


E-mail


¿Publicar? *
SI       NO

Código de seguridad *
 
Introduzca los números en el recuadro.

Mensaje *


  • Los campos marcados con * son obligatorios.
  • El código de seguridad sirve para evitar el envío de correo electrónico no deseado
  • Los datos recogidos en este formulario serán tratados de acuerdo con las normas de la legislación vigente. Serán utilizados exclusivamente para prestar el servicio solicitado. En ningún caso serán transferidos a terceros. El suscriptor del servicio puede consultar, modificar o anular los datos que ha facilitado.